Por Christopher Niquén Espejo.

Gerente RRHH Hochschild Mining

Gerencia de Recursos Humanos, Capital Humano y últimamente Gerencia de Felicidad son algunos de los nombres que se le ha dado al área encargada de la difícil y estratégica labor de Gestionar el Talento en las organizaciones.

En muchas ocasiones me comentan que Recursos Humanos es un área de Soporte, un área que debe brindar lo necesario al área Core del negocio para que pueda desarrollar sus actividades de manera eficiente, ante esto mi respuesta es que eso es parcialmente cierto.

Recursos Humanos en los últimos años viene dando un vuelco en su gestión y en la opinión que se tiene en las diferentes empresas de su aporte, pasando a ser un área estratégica en la toma de decisiones del negocio.

Tomando en cuenta esa situación, podemos indicar algunos aspectos que cada vez están tomando más fuerza y se vienen trabajando en las empresas para alcanzar su Visión Empresarial: Su Cultura, Sus Valores, Su Gente. Tres variables que vienen siendo vistos como los principales pilares en donde una organización se sostiene, no como un cliché sino como una realidad.

 

En la página de América economía https://mba.americaeconomia.com/articulos/notas/los-principales-desafios-de-los-departamentos-de-recursos-humanos,  EAE Business School, publicó una guía con los principales retos de esta área en el siglo XXI, donde se mencionan las siguientes:

  1. Añadir valor a la organización
  2. El cliente es el centro de los procesos
  3. Productividad, herramienta de cambio
  4. El poder del conocimiento
  5. Gestión de empresas multigeneracionales
  6. Combinación de formas de trabajo

Luego de revisar, este artículo quedo más convencido de lo relevante y estratégica que se torna nuestra gestión de cara al fututo. Aquí está el nuevo Gran Desafío de Recursos Humanos, no es suficiente realizar de forma correcta los diferentes procesos, las empresas no requieren de nosotros que seamos “excelentes tomadores de pedido para el área Core”, hoy la exigencia está en conocer el Negocio y en función de ello brindar diferentes alternativas que permitan alcanzar los objetivos organizaciones a través de la gestión del Equipo Humano.

Para ello, que suena más simple de lo que realmente puede ser en la práctica resulta fundamental considerar los siguientes aspectos:

  1. Conoce tu Negocio

No sólo tu empresa, al referirme al negocio quiero poner sobre el punto de análisis el conocimiento que debemos tener sobre el negocio, el mercado, los desafíos que afrontará la industria en la cual se desarrolla la organización en la cual tienes a cargo la Gestión del Capital Humano.

Un aspecto importante es revisar con diferentes especialistas y colegas de empresas del mismo giro de negocio lo complejo que será conseguir o contratar personal especializado en los próximos años y tomar acción sobre estos desafíos.

  1. Conoce tu Empresa

Involúcrate en la estrategia, los desafíos, fortalezas y oportunidades de tu empresa y visualiza junto con la Alta Dirección diferentes alternativas que permitan enfrentarlos con éxito.

Salgamos de nuestro lugar de confort, de nuestra oficina, y estemos más en campo, donde se toman las decisiones y en la locación donde se ejecutan los trabajos para entender la realidad de nuestra gente y a lo que se enfrenta en su día a día, sólo entendiendo esta situación podremos dar soluciones adecuadas que permitan mejorar la gestión de la compañía.

  1. Conoce a tus pares

Tómate un tiempo para intercambiar ideas con profesionales de las otras especialidades en la compañía buscando no sólo apoyarlos en su gestión a través de diferentes técnicas y herramientas de la Gestión de Personas, escúchalos y aprende de ellos, como gestionan sus equipos, que les ha traído buenos y malos resultados y visualiza como desde tu gestión como Gerente de Recursos Humanos puedes lograr un impacto en la organización.

  1. Evalúa y mejora tu gestión

No basta con trabajar con indicadores de gestión, además de manejarlos y analizarlos debemos buscar mecanismos para compararlos con el mercado, exploremos en diferentes industrias las mejores prácticas y luego de un análisis adecuado y, de ser el caso, de un sinceramiento a nuestra realidad ejecutemos acciones que permitan oportunidades de optimización con impacto en el negocio.

  1. Dedícate a lo estratégico

Los procesos que no agreguen valor en tu gestión, busca cumplirlos cabalmente, ya sea de forma directa o tercerizando algunos servicios con especialistas. Como Gerentes o Directores de Recursos Humanos debemos tener foco y nuestra atención en los diferentes aspectos que pueden ser de mayor impacto.

  1. Genera Fans

Dejemos de ver a nuestros trabajadores, como simples trabajadores. Por otro lado se piensa en ellos como Clientes Internos, sin embargo animo a todos a que busquemos convertir al personal en Fans.

Para ello debemos trabajar en lo fundamental, en la trascendencia de nuestro negocio y el impacto que puede tener en las vidas de las diferentes personas, parece simple, pero es un esfuerzo muy complejo que debe nacer en la propia estrategia de la compañía.

 

En este punto quiero comentar algunos aspectos que me parecen relevantes:

 

  • Pasión, esta característica nos muestra a personas que se entregan con profundo cariño a lo que hacen, logrando a través de sus actividades un sentimiento de felicidad.
  • Apoyo, no importa lo compleja de la situación, siempre están dispuestos a apoyar y poner todo de su parte para superar cualquier obstáculo.
  • Actualizan sus conocimientos constantemente, todo lo relacionado al objeto de su fanatismo es importante, por lo que buscan ampliar su aprendizaje de todo lo relacionado al tema en cuestión. En este caso su Empresa.
  • Orgullo, se pueden volver verdaderos embajadores de tu marca.
  • Relación de familia, el sentimiento se puede volver mucho más profundo y trascendente.

 

  1. Gestiona el conocimiento

No sólo desarrolles y ejecutes programas de capacitación y/o entrenamiento al personal. Busca ir más allá haciendo una verdadera gestión del conocimiento, administrando y transfiriendo lo aprendido en las empresas a los trabajadores, poniendo al alcance información precisa y oportuna que apoye en las diferentes actividades, no sólo temas técnicos o de liderazgo, sino también sobre aspectos que pueden tener un impacto en su calidad de vida y la de sus familias.

  1. Explora diferentes alternativas para la ejecución de los trabajos

Horarios flexibles, trabajos desde casa, migrar de oficinas cerradas o tradicionales a espacios compartidos son sólo algunas de las alternativas que se están viendo en la actualidad. Permítete explorarlas seriamente y rompe algunos paradigmas y esquemas mentales para ver lo más adecuado para los trabajadores y para la empresa.

  1. Gestiona las diferentes generaciones

Baby Boomers, generación X, Y o Millenials. Todos tienen diferentes perspectivas y formas de ver la vida. Cada grupo generacional tiene sus fortalezas, sus oportunidades y sus propias motivaciones. Debemos ver la mejor manera de tener diferentes opciones para comunicarnos y lograr el compromiso de ellos con nuestra compañía y adicionalmente ver mecanismos de atracción de talento pensados en las diferentes generaciones, es complejo y demanda un esfuerzo mayor pero si lo desarrollamos tendremos mayores posibilidades de éxito en nuestra gestión.

  1. Genera un impacto positivo

Analiza detenidamente tus diferentes procesos, sin apasionamiento, e identifica cuanto valor estás generando con esa gestión. Medir el impacto y el retorno de inversión de las diferentes acciones de Recursos Humanos resulta clave para ser realmente considerados como área estratégica en la empresa.

  1. Comunica

He escuchado en diferentes ocasiones que nos gusta ser un área de “perfil bajo”, no queremos hacer “alarde de todo lo que hacemos”, pero es importante comunicar lo que hacemos, sentirnos orgullosos y demostrar que el área de Recursos Humanos viene trabajando en diferentes acciones que tienen un impacto no sólo en la empresa, sino en la calidad de vida de las diferentes empresas que laboran en la compañía.

Debemos desarrollar una estrategia adecuada de comunicación en la que se permita visualizar los diferentes logros de la compañía y de nuestra gestión.

  1. Big Data para Recursos Humanos

Si bien, como indica Oracle en el artículo publicado en su página web https://www.oracle.com/es/applications/human-capital-management/features/bigdata/index.html, “es difícil acceder a todos los datos, de diversos departamentos, en una única aplicación empresarial y que sea útil para la toma de decisiones. De acuerdo con los datos de consultoras como Deloitte y PWC, 9 de cada 10 empresas crean informes para valorar correctamente el análisis de talento, pero uno de cada tres directores de RRHH tiene dificultades para evaluar qué datos son realmente útiles. Hay expectativas muy altas, puesto que la tendencia es la de utilizar todos los datos posibles (estructurados y no estructurados). El resultado es que dos de cada tres empresas están invirtiendo en soluciones de análisis de datos, y el 31% de las organizaciones están contratando especialistas para sus equipos de análisis”.

Este aspecto está tomando cada vez más fuerza, y en Recursos Humanos debemos aprovechar la oportunidad para seguir tecnificando y profesionalizando nuestra labor. Para ello debemos considerar las siguientes recomendaciones:

 

  • Identifica los datos que deseas analizar y que sean relevantes en tu gestión.
  • Busca que los datos se puedan obtener de tus sistemas de forma automática, evitando que sean manipulados.
  • El análisis a realizar debe ser simple, en la simplicidad puedes encontrar grandes resultados
  • Descubre el impacto de la información y las métricas con las que trabajarás
  1. Fortalece la cultura de tu empresa

Recordemos las palabras del prestigioso Peter Drucker: “La cultura se come a la estrategia para el desayuno”. La cultura organizacional,  tiene relación directa con los valores, actitudes, experiencias y hábitos entra las diferentes personas que desarrollamos nuestras actividades en la empresa. En la cultura organizacional podemos apreciar los diferentes aspectos de liderazgo valorados y reconocidos en nuestra compañía. Y esto resulta clave en cualquier situación que nos toque enfrentar.

  1. Enfócate en las personas

Leí alguna vez el siguiente pensamiento: “Enfócate en los números y las personas se irán, enfócate en las personas y los números vendrán”. Siempre he tenido ese pensamiento a lo largo de mi vida profesional como un aspecto fundamental. Busquemos tratar a las personas, como lo que son, personas y como nos gustaría ser o haber sido tratados y tenemos una gran parte del éxito de nuestra gestión asegurado.

Debemos educar a los diferentes líderes de la organización en este aspecto.

  1. No pierdas la perspectiva ni la humildad

Mantén siempre los pies sobre la tierra, la perspectiva en la compañía. Somos una empresa y tenemos que obtener resultados adecuados, pero aún cuando logremos resultados brillantes, no perdamos la humildad y sigamos trabajando con la misma tenacidad.

  1. Relaciones Laborales saludables

Prestemos atención a nuestras relaciones laborales sean individuales o colectivas, y busquemos que se desarrollen siempre dentro de un marco de respeto mutuo y buena fe. Esto no sólo impacta en el clima organizacional y fortalece nuestra cultura, además tiene un impacto directo en nuestra “marca empleadora” y como es vista por el mercado.

  1. Trabaja con Seguridad y respeto al Medio Ambiente

Muestra respeto por las personas, y esto no sólo es a través de un trato justo y equitativo sino velando por la seguridad de las personas y el respeto por el ambiente en el que realizamos nuestras acciones. La seguridad y el cuidado del medio ambiente no se deben contraponer con tus resultados operativos, al contrario son parte de lo que debemos lograr en conjunto. La seguridad y el medio ambiente son parte de un trabajo exitoso.

  1. Conoce a tu equipo

No sólo en el ámbito profesional, no sólo en su potencial y principales fortalezas y oportunidades de mejora, busca conocerlos como persona, como ser humano. Descubre sus motivaciones, sus sueños, su estructura familiar. Recuerda que no sólo son trabajadores, son personas y el interés que tomes en ellos puede hacer una gran diferencia.

  1. Prepara sucesores

Trabaja con tu equipo de trabajo, dedicándoles tiempo para su formación. Entrénalos y comparte con ellos tu experiencia a efectos que puedan desarrollar todo su potencial y puedan asumir nuevos desafíos.

  1. Continúa aprendiendo

Busca espacios para asegurar un aprendizaje y mejora continua en tu gestión. Cursos, Seminarios, grados y post grados son importantes para seguir cultivando en nosotros mismos el deseo de superación, no te conformes con lo que tienes, ni creas que ya conoces todo por lo alcanzado hasta el momento, siempre puedes encontrar oportunidades para acrecentar tu formación y crecer profesionalmente.

 

Así podemos nombrar diferentes aspectos que pueden impactar en nuestra gestión y que diversos especialistas pueden abordar como los desafíos de la gestión de personas de cara al futuro, a mi entender estos son los 20 principales y en lo que estoy enfocando mi atención y parte de mi gestión, sin descuidar los procesos regulares que debemos cumplir como responsables de un área tan sensible como Recursos Humanos.

Luego de revisar estos 20 puntos, me animaría a invitarlos a que revisen con los diferentes Gerentes con los que comparten las decisiones y la gestión en sus compañías para ver en qué medida estamos logrando nuestro objetivo estratégico y cómo podemos apoyarlos en los diferentes desafíos que les tocará asumir en sus diferentes roles. Esto permitirá un mayor conocimiento y además la generación de sinergias clave para garantizar el éxito de nuestra compañía.

Como profesionales de Recursos Humanos los invito a compartir sus experiencias en diferentes espacios, sea a través de agrupaciones empresariales, gremiales, colegios profesionales, Universidades, Organizaciones Nacionales o Internacionales de Gestión de Recursos Humanos u otras que puedan tener a su alcance. El poder no está en tener información, sino en cómo la gestionamos y la volvemos importante en nuestra actividad profesional. Aprendamos de experiencias de nuestros colegas y permitamos que aprendan de las nuestras, buscando siempre la optimización de nuestro accionar.

Finalmente, observemos la Visión de nuestra Empresa, sus objetivos estratégicos y en función de ello despleguemos nuestro Plan como RRHH, tanto Estratégico como Táctico, convirtiéndonos en el Socio que nuestra Organización necesita.