Published On: agosto 30th, 2021Categories: Contenidos TécnicosTags: , , ,
Recursos Humanos

Nos preocupa nuestra privacidad y la de nuestros empleados, pero también somos personas ávidas de aprender y aplicar las nuevas tecnologías que la ciencia y la técnica ponen a nuestro alcance. Seguro que en los últimos años has oído hablar de criptomonedas. Puede que te suene mucho el concepto bitcoin, que no es otra cosa que una de las monedas virtuales más conocidas que existen.

Es posible que incluso tengas en la cabeza algo llamado blockchain y que no sepas muy bien qué es. De hecho, si te decimos que es aplicable a los Recursos Humanos quizá te quedes algo fuera de juego. Pero hoy vamos a explicártelo todo para que pongas un pie de nuevo en el mundo de la innovación.

Veamos primero qué es el blockchain

El blockchain (también conocido como cadena de bloques, por su traducción directa del inglés al español) no es una tecnología nueva. En realidad debemos remontarnos al siglo pasado para encontrar las primeras referencias a este término y concepto, concretamente a 1991. Sin embargo, no comenzamos a verlo aplicado hasta 2008, con la aparición de la primera criptomoneda: el bitcoin.

A través de la tecnología del blockchain se pueden realizar transferencias de información entre dos participantes, sin que ningún intermediario se entrometa entre ellos. Se trata de una manera más segura y rápida de compartir información. Así no es extraño que el concepto se haya aplicado rápidamente al mundo de las finanzas. Este fue el objetivo por el que cristalizó su existencia: poder realizar pagos sin que los bancos e instituciones financieras tuvieran nada que ver. Una vía aparte, que buscaba eludir los controles a través de caminos encriptados mediante bloques de transacciones (de ahí su nombre).

Para que nos entendamos: el blockchain funciona como un libro de registro, en el que se anotan determinados códigos para hacer referencia a fechas, operaciones, cantidades y/o participantes. Los expertos aseguran que esta es una fórmula ideal para dejar anotadas para siempre las transacciones realizadas, así como para evitar manipulaciones y fraudes y, lógicamente, proteger la intimidad de las personas o entes que intervienen en las operaciones.

¿Cómo funciona el blockchain?

Hay ciertos conceptos que forman parte de la denominada cadena de bloques o blockchain. Conocerlos nos puede resultar muy útil para comprender la idea y saber si es posible aplicarla al mundo de los Recursos Humanos. Hay cuatro elementos que se encargan de garantizar las comunicaciones. Son los nodos, el protocolo estándar, la red entre pares (P2P) y el sistema descentralizado. Gracias a estos cuatro elementos la información viaja de un punto a otro sin que pueda ser modificada ni eliminada.

Los mensajes se transmiten a través de cadenas de bloques (blockchain) y se llaman tokens. Esta información puede ser cualquier cosa: un dato, un bien (una moneda) o un servicio. Estos se van agrupando en bloques y se transfieren cada cierto tiempo y de manera enlazada, ordenados de manera cronológica. Un sistema de contraseñas hace imposible realizar modificación alguna sobre los bloques. Por tanto, la información (o lo que sea que se haya transferido) permanece inalterable.

¿Puede resultar útil en Recursos Humanos?

La tecnología blockchain puede aplicarse en distintos ámbitos y el de los Recursos Humanos no es una excepción. De hecho, emplear este tipo de herramientas puede proporcionar a nuestros candidatos y empleados una mayor seguridad, en el sentido de que realizaremos una gestión mucho más segura, consciente y lógica de sus datos. ¿Y en qué se puede aplicar? Aunque es pronto y no todas las empresas se han puesto manos a la obra con ello, los expertos estiman que el blockchain puede resultar útil para:

  • Los procesos de selección de los candidatos: certificar identidades, validar credenciales…
  • La contratación de empleados: desarrollar contratos inteligentes, firmarlos y agilizar la parte más burocrática del proceso
  • La gestión de la información privada de las personas: en lo referente a cualquier informe que deba añadirse al historial del empleado, incluyendo registros horarios, nóminas, formación, etcétera
  • Y quizá, si algunas se atreven, a realizar el pago o la compensación de retribuciones a través de monedas virtuales

Aunque sigue siendo pronto, los expertos coinciden en que el blockchain pondrá en marcha una revolución a todos los niveles, incluido el empresarial y el vinculado a los Recursos Humanos. Y tú, ¿te ves ya aplicando esta tecnología emergente en tu empresa?

Contenido ofrecido por Woffu

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.

Published On: agosto 30th, 2021Categories: Contenidos TécnicosTags: , , ,
Recursos Humanos

Nos preocupa nuestra privacidad y la de nuestros empleados, pero también somos personas ávidas de aprender y aplicar las nuevas tecnologías que la ciencia y la técnica ponen a nuestro alcance. Seguro que en los últimos años has oído hablar de criptomonedas. Puede que te suene mucho el concepto bitcoin, que no es otra cosa que una de las monedas virtuales más conocidas que existen.

Es posible que incluso tengas en la cabeza algo llamado blockchain y que no sepas muy bien qué es. De hecho, si te decimos que es aplicable a los Recursos Humanos quizá te quedes algo fuera de juego. Pero hoy vamos a explicártelo todo para que pongas un pie de nuevo en el mundo de la innovación.

Veamos primero qué es el blockchain

El blockchain (también conocido como cadena de bloques, por su traducción directa del inglés al español) no es una tecnología nueva. En realidad debemos remontarnos al siglo pasado para encontrar las primeras referencias a este término y concepto, concretamente a 1991. Sin embargo, no comenzamos a verlo aplicado hasta 2008, con la aparición de la primera criptomoneda: el bitcoin.

A través de la tecnología del blockchain se pueden realizar transferencias de información entre dos participantes, sin que ningún intermediario se entrometa entre ellos. Se trata de una manera más segura y rápida de compartir información. Así no es extraño que el concepto se haya aplicado rápidamente al mundo de las finanzas. Este fue el objetivo por el que cristalizó su existencia: poder realizar pagos sin que los bancos e instituciones financieras tuvieran nada que ver. Una vía aparte, que buscaba eludir los controles a través de caminos encriptados mediante bloques de transacciones (de ahí su nombre).

Para que nos entendamos: el blockchain funciona como un libro de registro, en el que se anotan determinados códigos para hacer referencia a fechas, operaciones, cantidades y/o participantes. Los expertos aseguran que esta es una fórmula ideal para dejar anotadas para siempre las transacciones realizadas, así como para evitar manipulaciones y fraudes y, lógicamente, proteger la intimidad de las personas o entes que intervienen en las operaciones.

¿Cómo funciona el blockchain?

Hay ciertos conceptos que forman parte de la denominada cadena de bloques o blockchain. Conocerlos nos puede resultar muy útil para comprender la idea y saber si es posible aplicarla al mundo de los Recursos Humanos. Hay cuatro elementos que se encargan de garantizar las comunicaciones. Son los nodos, el protocolo estándar, la red entre pares (P2P) y el sistema descentralizado. Gracias a estos cuatro elementos la información viaja de un punto a otro sin que pueda ser modificada ni eliminada.

Los mensajes se transmiten a través de cadenas de bloques (blockchain) y se llaman tokens. Esta información puede ser cualquier cosa: un dato, un bien (una moneda) o un servicio. Estos se van agrupando en bloques y se transfieren cada cierto tiempo y de manera enlazada, ordenados de manera cronológica. Un sistema de contraseñas hace imposible realizar modificación alguna sobre los bloques. Por tanto, la información (o lo que sea que se haya transferido) permanece inalterable.

¿Puede resultar útil en Recursos Humanos?

La tecnología blockchain puede aplicarse en distintos ámbitos y el de los Recursos Humanos no es una excepción. De hecho, emplear este tipo de herramientas puede proporcionar a nuestros candidatos y empleados una mayor seguridad, en el sentido de que realizaremos una gestión mucho más segura, consciente y lógica de sus datos. ¿Y en qué se puede aplicar? Aunque es pronto y no todas las empresas se han puesto manos a la obra con ello, los expertos estiman que el blockchain puede resultar útil para:

  • Los procesos de selección de los candidatos: certificar identidades, validar credenciales…
  • La contratación de empleados: desarrollar contratos inteligentes, firmarlos y agilizar la parte más burocrática del proceso
  • La gestión de la información privada de las personas: en lo referente a cualquier informe que deba añadirse al historial del empleado, incluyendo registros horarios, nóminas, formación, etcétera
  • Y quizá, si algunas se atreven, a realizar el pago o la compensación de retribuciones a través de monedas virtuales

Aunque sigue siendo pronto, los expertos coinciden en que el blockchain pondrá en marcha una revolución a todos los niveles, incluido el empresarial y el vinculado a los Recursos Humanos. Y tú, ¿te ves ya aplicando esta tecnología emergente en tu empresa?

Contenido ofrecido por Woffu

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.