La digitalización constituye una oportunidad clave para la mejora de la competitividad de la industria española en un mercado cada vez más global e incierto. En esta línea, la Comisión Europea ha fijado como objetivo, en el marco de la política industrial europea, que la contribución de la industria al PIB europeo alcance el 20% en el año 2020, convirtiéndose la digitalización en una de las palancas fundamentales para cumplir este objetivo.

La digitalización supone, sin género de duda, una gran oportunidad para la industria la española. Ofrece la posibilidad de incrementar la productividad y la competitividad de las empresas, generando mayores tasas de crecimiento y de creación de empleo; la principal diferencia de esta cuarta revolución industrial frente a revoluciones anteriores radica en que las anteriores revoluciones introducían mayores o menores mejoras en los procesos productivos a lo largo de la cadena de valor. Sin embargo, no tenían la capacidad transformadora que supone la interconexión de máquinas, productos, proveedores, y millones de consumidores, ni estaban dotados de los actuales procesos de miniaturización que añaden nuevas capacidades de proceso e inteligencia a los dispositivos hardware. Es importante señalar de otro lado que, si bien los cambios impulsados por la digitalización afectan a todos los sectores productivos, el ritmo de transformación está siendo muy diferente entre ellos. Así, en el caso de la industria española los diferentes indicadores disponibles ponen de relieve que la penetración de la digitalización es muy heterogénea en función de la rama industrial considerada y, sobre todo, el tamaño de empresa.

Todo ello, aconseja la adopción de medidas proactivas de apoyo y acompañamiento en diferentes ámbitos de intervención –desde la política industrial y educativa, a la formación en la empresa – que favorezcan la adaptación de empresas y trabajadores a los cambios tecnológicos, y eviten o minimicen los posibles riesgos asociados a los mismos.

La Alianza por el Desarrollo del Talento Digital de Ametic y los Sindicatos UGT y CCOO quieren impulsar desde el consenso una serie de recomendaciones laborales que facilitarán la implantación de las tecnologías habilitadoras en cualquier centro productivo de cualquier área o sector de la economía (Industria 4.0, Servicios, Smart Cities,…), favoreciendo el desarrollo de los profesionales y su talento digital; desarrollando políticas en materia de formación que permitan la adquisición de competencias, conocimientos y técnicas; y, mejorando, en definitiva, los procesos con el objetivo de aumentar la productividad, a través de profesionales mejor preparados. El reto no está en conseguir integrar las tecnologías habilitadoras y que los sistemas o máquinas hablen entre sí. El verdadero reto estará una vez más en las personas, en como liderar el proceso de transformación digital dentro de la organización y en el cambio que supondrá adaptarse y trabajar en los nuevos entornos conectados de la industria 4.0 en todos los sectores de la economía.

Descarga las recomendaciones >