Desde Randstad Research han llevado a cabo un estudio con 450 empresas de todo el país para conocer cómo está impactando la crisis del Covid-19 al tejido empresarial español

El estudio revela que el 43% de las empresas afirma estar logrando mantener su actividad o producción durante esta crisis, aplicando medidas de reestructuración organizativa, como el teletrabajo. Otra de las opciones que se ha planteado el 26% de las empresas es la paralización total, aunque temporal, de la actividad en esta situación. Por su parte, el 22% ha apostado por llevar a cabo una reducción de la actividad.

¿Qué situación hay?

Hay cierta correlación entre el tamaño de empresa y el número de ellas que han podido mantener la actividad: cuanto más grande es la empresa más casos hay de reestructuración y menos de paralización de actividad.

¿Cómo se percibe la situación? 

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, se preocupan sobre todo por la incertidumbre económica en el país y en su sector.

La previsión sobre el impacto de la crisis en la economía es bastante negativa en todo tipo de empresas.

¿Qué podría ayudar?

El tipo de ayuda más deseada no parece depender en gran medida del tamaño de la empresa, situándose las ayudas fiscales en el primer lugar de la posibles medias de apoyo económico.

Por otro lado, el informe revela que el 72,2% de las empresas necesitan contar con ayudas fiscales por parte del Gobierno para afrontar la actual situación de crisis originada por la pandemia de coronavirus. Otras de las medidas deseadas por las compañías para superar este situación, son el aplazamiento de las cargas fiscales y cotizaciones, elegida por el 56,8% de los empresarios, la provisión de ayuda económica directa por parte de la Administración (54%) y la flexibilización laboral (47,1%).

¡Descubre mucho más en el informe completo!