La pandemia del 2020 ha cambiado radicalmente la forma de trabajar que conocíamos. El puesto de trabajo había estado en construcción
en los últimos años, pero con la reciente crisis, las expectativas
se desmoronaron. Los líderes de empresas y, especialmente los profesionales de RR. HH., ya no tienen argumentos para hablar sobre el futuro laboral como si se vaticinara un cambio.

El futuro laboral ya está aquí.

Sin embargo, muchas organizaciones tienen dificultades para seguir este ritmo. El rápido y repentino aumento del teletrabajo, la versatilidad de las funciones, la competencia entre las obligaciones laborales y domésticas, además del gran enfoque en que el lugar de trabajo sea seguro y esté en buenas condiciones han obligado a las empresas a reconsiderar todo. ¿Cuáles son las prioridades? ¿Qué pueden hacer los equipos para producir más con menos? ¿De qué manera el equipo de RR. HH. equilibra la productividad con el bienestar de los empleados? En resumen, ¿cómo las organizaciones se proponen hacer negocios como de costumbre cuando todo es tan inusual?

Trabajar como era de costumbre no es una opción. Debido a que
la pandemia obliga a las organizaciones a reevaluar sus modelos operativos tradicionales, se evidencia una verdad universal: las organizaciones que priorizan los intereses de las personas prosperarán; y aquellas que no lo hagan fracasarán.

Mientras los líderes de RR. HH. orientan los procesos de negocios hacia un auténtico paradigma que priorice a las personas, han surgido tres temas principales: la necesidad de demostrar empatía, adaptabilidad
y empoderamiento. En conjunto, estos temas abarcan seis tendencias que guían a los líderes de RR. HH. en estos tiempos inciertos. En este informe, se analizarán estas conclusiones.

Descarga el documento >>>