Published On: marzo 8th, 2022Categorías: Contenidos Técnicos

Desde inicio de la pandemia, nos hemos visto sometidos a niveles altísimos de agotamiento. Surgieron grandes revelaciones, lo que generó que las personas empezaran a reformular sus ideales, buscando dar un mejor sentido a sus vidas.

La “Gran Renuncia”, como su nombre lo dice, es una tendencia de renuncias masivas que surge en Estados Unidos en el año 2021, alcanzando la cifra de 12 millones de personas que abandonaron voluntariamente sus empleos entre los meses de marzo y julio en dicho año.

Anthony Klotz, profesor de la Escuela de negocios de Universidad de Texas, es el primero en usar el termino de “la gran renuncia” en Estados Unidos. Después de realizar un extenso análisis sobre este hecho, se da cuenta que esta tendencia no solo se desencadena a raíz de la pandemia, sino que es un fenómeno que viene creciendo mucho tiempo atrás, con el desencanto de las organizaciones por parte de sus colaboradores.

Existen múltiples estudios que revelan que este fenómeno no se replicará en España como tal, ya que las características del mercado laboral español son muy distintas al de Estados Unidos, sin embargo, es una gran oportunidad para poder replantear el compromiso que tienen las empresas con sus trabajadores.

Según la encuesta realizada por InfoJobs y Google en España, 1 de cada 10 personas está pensando dejar sus puestos de trabajo, siendo uno de los motivos principales los bajos salarios. A la vez, el trabajo vocacional genera un vínculo más fuerte con el mundo laboral y son menos propensos a abandonar sus empleos.

Con estas premisas, podemos llegar a la conclusión de que estamos viviendo un cambio de paradigma, en donde las personas son las que eligen la institución donde trabajar, queriendo ser parte de una cultura institucional con la que se sientan identificados.

En el encuentro realizado por HR Talents “La Gran Renuncia: Cultura Organizacional contra el desencanto”, Maria Obispo en la ponencia sobre “De la gran renuncia a la reformulación cultural”, explica como la cultura empresarial es la clave para frenar este fenómeno y hacer un cambio positivo para la empresa y sus colaboradores. Cultura se refiere a “las cosas que pasan sin que nos demos cuenta”. La forma en la que piensas y te comportas para encajar en un sitio y sentirte en un entorno agradable. Las compañías no sienten ni piensan, son las personas que lo hacen, por ello es importante reforzar el vínculo y compromiso con nuestros profesionales mediante la cultura empresarial

Y, ¿Cómo empiezo a trabajar en la cultura empresarial?

  1. Conoce la cultura actual: Se puede utilizar la tecnología y los datos para poder medir la cultura actual. Conocer bien la cultura actual, sus fortalezas y debilidades para poder trabajar desde ahí la cultura que se desea lograr.
  2. Definir la cultura ideal: Los valores, como debe actuar y que esperamos que los colaboradores. Esta cultura debe ser co-creada entre la organización y sus trabajadores, valiente para decidir qué es lo que queremos y a que debemos decir adiós. Motivadora e inspiradora.
  3. Ponlo en escrito: para poder diseñar el código de cultura.
  4. Proteger la cultura: Antes del storytelling va el storydoing. Tenemos que hacer lo que decimos que somos.
  5. Compártela: que se haga el esfuerzo de contar todo de manera diferente, con un relato que sea realista.
  6. Vivir la cultura: Si la cultura no se vive, es probable que desaparezca.
cultura empresarial

Es muy importante que como empresa revaluemos nuestra propuesta de valor con el equipo y que opciones tenemos para dar cara a los nuevos retos.

El liderazgo es fundamental para poder generar el employee branding, por tanto, debemos desarrollar líderes que sepan escuchar a los empleados sean flexibles ante el cambio, no solo basarse en la métrica, sino en lo que realmente necesita el personal de la empresa.

La gran renuncia es la gran oportunidad para crear una cultura empresarial que sea sostenible y lograr hacer felices a muchas personas en el ámbito laboral, con la finalidad que los colaboradores se sientan comprometidos con la empresa y así evitar las grandes renuncias.

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.

Published On: marzo 8th, 2022Categorías: Contenidos Técnicos

Desde inicio de la pandemia, nos hemos visto sometidos a niveles altísimos de agotamiento. Surgieron grandes revelaciones, lo que generó que las personas empezaran a reformular sus ideales, buscando dar un mejor sentido a sus vidas.

La “Gran Renuncia”, como su nombre lo dice, es una tendencia de renuncias masivas que surge en Estados Unidos en el año 2021, alcanzando la cifra de 12 millones de personas que abandonaron voluntariamente sus empleos entre los meses de marzo y julio en dicho año.

Anthony Klotz, profesor de la Escuela de negocios de Universidad de Texas, es el primero en usar el termino de “la gran renuncia” en Estados Unidos. Después de realizar un extenso análisis sobre este hecho, se da cuenta que esta tendencia no solo se desencadena a raíz de la pandemia, sino que es un fenómeno que viene creciendo mucho tiempo atrás, con el desencanto de las organizaciones por parte de sus colaboradores.

Existen múltiples estudios que revelan que este fenómeno no se replicará en España como tal, ya que las características del mercado laboral español son muy distintas al de Estados Unidos, sin embargo, es una gran oportunidad para poder replantear el compromiso que tienen las empresas con sus trabajadores.

Según la encuesta realizada por InfoJobs y Google en España, 1 de cada 10 personas está pensando dejar sus puestos de trabajo, siendo uno de los motivos principales los bajos salarios. A la vez, el trabajo vocacional genera un vínculo más fuerte con el mundo laboral y son menos propensos a abandonar sus empleos.

Con estas premisas, podemos llegar a la conclusión de que estamos viviendo un cambio de paradigma, en donde las personas son las que eligen la institución donde trabajar, queriendo ser parte de una cultura institucional con la que se sientan identificados.

En el encuentro realizado por HR Talents “La Gran Renuncia: Cultura Organizacional contra el desencanto”, Maria Obispo en la ponencia sobre “De la gran renuncia a la reformulación cultural”, explica como la cultura empresarial es la clave para frenar este fenómeno y hacer un cambio positivo para la empresa y sus colaboradores. Cultura se refiere a “las cosas que pasan sin que nos demos cuenta”. La forma en la que piensas y te comportas para encajar en un sitio y sentirte en un entorno agradable. Las compañías no sienten ni piensan, son las personas que lo hacen, por ello es importante reforzar el vínculo y compromiso con nuestros profesionales mediante la cultura empresarial

Y, ¿Cómo empiezo a trabajar en la cultura empresarial?

  1. Conoce la cultura actual: Se puede utilizar la tecnología y los datos para poder medir la cultura actual. Conocer bien la cultura actual, sus fortalezas y debilidades para poder trabajar desde ahí la cultura que se desea lograr.
  2. Definir la cultura ideal: Los valores, como debe actuar y que esperamos que los colaboradores. Esta cultura debe ser co-creada entre la organización y sus trabajadores, valiente para decidir qué es lo que queremos y a que debemos decir adiós. Motivadora e inspiradora.
  3. Ponlo en escrito: para poder diseñar el código de cultura.
  4. Proteger la cultura: Antes del storytelling va el storydoing. Tenemos que hacer lo que decimos que somos.
  5. Compártela: que se haga el esfuerzo de contar todo de manera diferente, con un relato que sea realista.
  6. Vivir la cultura: Si la cultura no se vive, es probable que desaparezca.
cultura empresarial

Es muy importante que como empresa revaluemos nuestra propuesta de valor con el equipo y que opciones tenemos para dar cara a los nuevos retos.

El liderazgo es fundamental para poder generar el employee branding, por tanto, debemos desarrollar líderes que sepan escuchar a los empleados sean flexibles ante el cambio, no solo basarse en la métrica, sino en lo que realmente necesita el personal de la empresa.

La gran renuncia es la gran oportunidad para crear una cultura empresarial que sea sostenible y lograr hacer felices a muchas personas en el ámbito laboral, con la finalidad que los colaboradores se sientan comprometidos con la empresa y así evitar las grandes renuncias.

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.