Published On: enero 10th, 2023Categorías: Contenidos Técnicos
Inserta.Buenaacogida 1

En la sociedad actual continúan existiendo estereotipos y prejuicios acerca de las personas con discapacidad. Entre ellos figuran la idea preconcebida sobre su mayor absentismo laboral o su baja productividad.

Inserta Empleo, la consultora de Recursos Humanos de Fundación ONCE, es consciente de esta realidad y por ello prioriza en la necesidad de concienciar a los responsables de las empresas y a sus trabajadores sobre las razones de peso que hay para incorporar a trabajadores con discapacidad a sus plantillas.

En primer lugar, es necesario seleccionar al candidato adecuado, ajustar capacidades con necesidades y tener en cuenta que entre el 70% y 80% de las personas con discapacidad no necesitan adaptaciones especiales. La discapacidad no es sinónimo de absentismo, antes bien, los porcentajes son similares al de las personas sin discapacidad.

Las personas con discapacidad tienden a desarrollar habilidades compensatorias que suponen un valor añadido en su desempeño como trabajadores. Nadie es muy bueno en todo, pero todos somos buenos en algo.

 

¿Qué ventajas obtiene empresa contratando a personas con discapacidad?

Los trabajadores con discapacidad tienen un alto grado de compromiso profesional y afán de superación. Además, con su contratación mejora el posicionamiento como empresa socialmente responsable. Los consumidores exigen cada vez más que las empresas sean un reflejo de la sociedad o, dicho de otra manera, que no rechacen a colectivos en riesgo de exclusión, como el de las personas con discapacidad. Todo lo que la empresa realice cuenta y se mide. Por ello, la inclusión laboral de profesionales con discapacidad mejora su reputación corporativa. Del mismo modo, si la organización quiere diferenciarse de las demás atendiendo a la dimensión de igualdad de género en interconexión con la discapacidad mostrará su sensibilidad con situaciones de doble discriminación.

Otro de los argumentos que Inserta utiliza en su labor de sensibilización es que la contratación de personas con discapacidad permite a las empresas conocer sus necesidades y acceder a un nuevo mercado de consumidores que en España alcanza a 11,7 millones de personas, si se incluye a las personas con discapacidad y a sus familias.

También importantes son los incentivos económicos. Las administraciones central y autonómica conceden a las empresas bonificaciones a la Seguridad Social, subvenciones, etc. por la contratación de personas con discapacidad. (https://www.portalento.es/Incentivos%20contrataci%C3%B3n%20PCD%20octu­bre%202019.pdf ).

Por otro lado, la nueva Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público avanza en la inclusión de las per­sonas más vulnerables y las personas con discapacidad y establece la prohibición de contratar para las empresas que no cumplan con la obligación esta­blecida legalmente de reservar puestos de trabajo para personas con discapacidad.

En los últimos años se han realizado esfuerzos en los ámbitos jurídico, político, socia­l y económico para lograr la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.

Las personas con discapacidad son iguales al resto de la población; solo tienen una o varias capacidades afectadas o limitadas. Además, la discapacidad también genera nuevas capacidades; por este motivo, lo que a priori puede implicar alguna dificultad se complementa, en ocasiones, con la adquisición de ciertas competencias que a su vez pueden representar ventajas y fortalezas.

Es importante tener en cuenta que la discapacidad difiere no solo entre individuos, sino también según el tipo y grado, la forma de vencer o compensar las limitaciones, la naturaleza de la tarea que se realiza y las condiciones del entorno en que se produce.

Inserta Empleo y Fundación ONCE acompañan a las empresas en la selección e incorporación de perfiles profesionales con discapacidad. A todos ellos les proporciona un itinerario personalizado de empleo. Además, a quienes lo necesiten les aporta la formación necesaria para obtener las competencias profesionales que demandan las empresas.  A este servicio integral se le denomina intermediación laboral y tiene como fin garantizar el éxito en la selección, contratación e incor­poración de personas con discapacidad en las plantillas.

La discapacidad puede tener una incidencia mínima en la capacidad de trabajar. Además, en los casos de mayor incidencia, las nuevas tecnologías, los avances de I+D y los apoyos institucionales, sociales y privados han reducido las barreras.

Muchas personas con discapacidad que desean trabajar no tienen la oportunidad de hacerlo, pues se ven coartados por numerosos obstáculos. Podemos contribuir a que esto último cambie.

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.

Published On: enero 10th, 2023Categorías: Contenidos Técnicos
Inserta.Buenaacogida 1

En la sociedad actual continúan existiendo estereotipos y prejuicios acerca de las personas con discapacidad. Entre ellos figuran la idea preconcebida sobre su mayor absentismo laboral o su baja productividad.

Inserta Empleo, la consultora de Recursos Humanos de Fundación ONCE, es consciente de esta realidad y por ello prioriza en la necesidad de concienciar a los responsables de las empresas y a sus trabajadores sobre las razones de peso que hay para incorporar a trabajadores con discapacidad a sus plantillas.

En primer lugar, es necesario seleccionar al candidato adecuado, ajustar capacidades con necesidades y tener en cuenta que entre el 70% y 80% de las personas con discapacidad no necesitan adaptaciones especiales. La discapacidad no es sinónimo de absentismo, antes bien, los porcentajes son similares al de las personas sin discapacidad.

Las personas con discapacidad tienden a desarrollar habilidades compensatorias que suponen un valor añadido en su desempeño como trabajadores. Nadie es muy bueno en todo, pero todos somos buenos en algo.

 

¿Qué ventajas obtiene empresa contratando a personas con discapacidad?

Los trabajadores con discapacidad tienen un alto grado de compromiso profesional y afán de superación. Además, con su contratación mejora el posicionamiento como empresa socialmente responsable. Los consumidores exigen cada vez más que las empresas sean un reflejo de la sociedad o, dicho de otra manera, que no rechacen a colectivos en riesgo de exclusión, como el de las personas con discapacidad. Todo lo que la empresa realice cuenta y se mide. Por ello, la inclusión laboral de profesionales con discapacidad mejora su reputación corporativa. Del mismo modo, si la organización quiere diferenciarse de las demás atendiendo a la dimensión de igualdad de género en interconexión con la discapacidad mostrará su sensibilidad con situaciones de doble discriminación.

Otro de los argumentos que Inserta utiliza en su labor de sensibilización es que la contratación de personas con discapacidad permite a las empresas conocer sus necesidades y acceder a un nuevo mercado de consumidores que en España alcanza a 11,7 millones de personas, si se incluye a las personas con discapacidad y a sus familias.

También importantes son los incentivos económicos. Las administraciones central y autonómica conceden a las empresas bonificaciones a la Seguridad Social, subvenciones, etc. por la contratación de personas con discapacidad. (https://www.portalento.es/Incentivos%20contrataci%C3%B3n%20PCD%20octu­bre%202019.pdf ).

Por otro lado, la nueva Ley 9/2017 de Contratos del Sector Público avanza en la inclusión de las per­sonas más vulnerables y las personas con discapacidad y establece la prohibición de contratar para las empresas que no cumplan con la obligación esta­blecida legalmente de reservar puestos de trabajo para personas con discapacidad.

En los últimos años se han realizado esfuerzos en los ámbitos jurídico, político, socia­l y económico para lograr la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad.

Las personas con discapacidad son iguales al resto de la población; solo tienen una o varias capacidades afectadas o limitadas. Además, la discapacidad también genera nuevas capacidades; por este motivo, lo que a priori puede implicar alguna dificultad se complementa, en ocasiones, con la adquisición de ciertas competencias que a su vez pueden representar ventajas y fortalezas.

Es importante tener en cuenta que la discapacidad difiere no solo entre individuos, sino también según el tipo y grado, la forma de vencer o compensar las limitaciones, la naturaleza de la tarea que se realiza y las condiciones del entorno en que se produce.

Inserta Empleo y Fundación ONCE acompañan a las empresas en la selección e incorporación de perfiles profesionales con discapacidad. A todos ellos les proporciona un itinerario personalizado de empleo. Además, a quienes lo necesiten les aporta la formación necesaria para obtener las competencias profesionales que demandan las empresas.  A este servicio integral se le denomina intermediación laboral y tiene como fin garantizar el éxito en la selección, contratación e incor­poración de personas con discapacidad en las plantillas.

La discapacidad puede tener una incidencia mínima en la capacidad de trabajar. Además, en los casos de mayor incidencia, las nuevas tecnologías, los avances de I+D y los apoyos institucionales, sociales y privados han reducido las barreras.

Muchas personas con discapacidad que desean trabajar no tienen la oportunidad de hacerlo, pues se ven coartados por numerosos obstáculos. Podemos contribuir a que esto último cambie.

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.