La celebración de la Constitución de la Junta Directiva de DCH Portugal tuvo lugar en el Hotel Sheraton en una reunión privada con los Directores de Recursos Humanos y áreas funcionales de empresas relevantes del país como Mota-Engil, Amorim Cork Composites, Efacec, Galp, Borgwarner, PwC Portugal, El Corte Inglés Portugal, DXC Technology Portugal, Pingo Doce/ Jerónimo Martins, Salsa, Grupo Primor, TE Connectivity, Fidelidade.

La Organización tiene entre sus objetivos conectar y agrupar a profesionales senior con responsabilidades de dirección en las principales áreas de Recursos Humanos, generando un ecosistema de conocimiento a través de actividades técnicas y de intercambio de mejores prácticas y networking.

Este es el primer capítulo de una serie de constituciones de DCH en nuevos países que van a tener lugar durante el año 2019, con Israel y Francia como los más inminentes.

Después de la constitución tuvo lugar una comida, uniéndose a la Junta Directiva varios miembros asociados de DCH y directivos de empresas relevantes en Portugal, como Sonae Sierra, Eurest, Grunenthal, Fidelidade, Viagens El Corte Inglés, así como medios de comunicación como RH Magazine o representantes del Human Resources Information Institute.

Durante la comida se disfrutó de la ponencia “Jobs & Skills in the 4th Industrial Revolution”, de Paolo Gallo, profesor Adjunto de Ashridge Hult y anterior Chief Human Resources Officer en el World Economic Forum. Una exquisita y motivante presentación sobre las “megatendencias” en el mercado de trabajo en continua evolución, con tres puntos de análisis clave:  la temporalidad (y la vulnerabilidad que conlleva), la esperanza de vida (y el continuo aprendizaje que tenemos por delante) y las nuevas profesiones (derivada de la velocidad exponencial de la tecnología, que nos obliga a cambiar y a interrelacionarnos de manera distinta).

Tras la ponencia comenzó el debate y la compartición de buenas prácticas en la mesa:

Los avances tecnológicos que ha originado la Industria 4.0 afectan de gran manera a las personas y, por tanto, a las áreas de recursos humanos.

Los procesos de transformación digital hacen necesario contar con el capital humano apropiado para afrontarlos: vamos a dejar de hablar de educación y sí de aprendizaje permanente, inteligencia contextual y, sobre todo, conciencia y autoconocimiento.

Además, tendremos que adaptarnos a las nuevas formas de trabajo, nuevas estructuras jerárquicas en las organizaciones y nuevas formas de colaboración. Después de todo, este es el principal significado de la transformación digital. No sólo las capacidades de los trabajadores tienden a ser diferentes; sus expectativas también lo son cada vez más, como muestra el auge del “gig economy” entre los millenials.

Nos adentramos en una época apasionante que requiere, y requerirá cada vez más, una gran adaptación de las áreas de Recursos Humanos.

This post is also available: enDCH Global pt-ptDCH Portugal