No todos tenemos la suerte o la posibilidad de disfrutar de vacaciones durante todo el verano. Muchas empresas cierran durante el mes de agosto, pero otras ofrecen a sus empleados la posibilidad de hacer turnos. De este modo, siempre queda alguien en la oficina trabajando (también teletrabajando desde casa o en la modalidad workation). ¿Qué podemos hacer durante estos días en los que la carga de trabajo disminuye y todo está más en calma?

Es cierto que aquellos que no son fanáticos de las playas ni de las aglomeraciones disfrutan más de sus vacaciones cuando pueden cogerlas en septiembre o incluso en octubre. Es una opción estupenda para los que no aprecian especialmente la temporada de arena y sol o lo pasan mejor haciendo turismo cultural o yendo a la montaña.

En agosto tienen otra ventaja añadida en sus puestos de trabajo. Y es que tienen la oportunidad de trabajar sin presiones de ningún tipo, sin tener que atender llamadas o responder correos electrónicos a todas horas. Parece que en plena canícula el mundo les deja en paz y tienen en sus manos una oportunidad de oro para hacer muchas otras cosas productivas. ¿Es este tu caso? Mira todo lo que puedes hacer para aprovechar el tiempo trabajando en verano. 

Sencillamente disfruta de tu trabajo

¿Te has detenido a saborear la tranquilidad que se respira en tu oficina? Si estás trabajando en casa o en tu lugar de vacaciones en agosto sentirás más o menos lo mismo. El ajetreo de llamadas, videollamadas, correos electrónicos y whatsapps se ha detenido y hay más tiempo para trabajar con calma y sosiego. Nos quejamos durante todo el año de las continuas interrupciones y tratamos de huir de la procrastinación. Ahora, cuando todo el mundo está fuera al sol, nosotros tenemos la oportunidad de detenernos a trabajar con mimo. Si no lo has probado nunca, quizá te pases al lado de las raras avis que veranean fuera de temporada.

Aprovecha para formarte en verano

¿Tienes tiempo? ¡Pues aprovecha para formarte! El verano es una época del año perfecta para apuntarte a infinidad de cursos para reciclar tus conocimientos o adquirir nuevas habilidades. Las universidades ofrecen muchas propuestas en sus escuelas de verano, pero hay muchas otras organizaciones y fundaciones que promocionan formaciones en esta época del año, justo cuando la gente tiene más tiempo para dedicarse a ello. ¡Es una buena manera de regresar con las pilas cargadas al nuevo curso laboral!

Adelanta trabajo para septiembre

Sea cual sea tu departamento o posición en la empresa, el verano es un momento perfecto para adelantar todos aquellos temas y proyectos que en septiembre debes empezar a abordar seriamente. Seguro que dispones de más tiempo para trabajar con calma y pensar en las iniciativas que quieres poner en marcha y para las que nunca tienes tiempo. Aprovecha estas horas para dar rienda suelta a tu creatividad y deja reposar tus ideas en la nevera. ¡Cuando todos regreséis os estarán esperando fresquitas!

Resuelve asuntos eternamente pendientes

A los proyectos de futuro hay que sumar todas aquellas cuestiones y tareas que tienen que hacerse de manera obligada, pero para las que nunca tienes tiempo. ¿Qué tal un nuevo plan de contenidos para el blog de la empresa? ¿Y si abordamos de una vez por todas el plan de digitalización? ¿Qué hay sobre el teletrabajo en la empresa?. Quizá este sea un buen momento para resolver aquellos asuntos que son un tanto tediosos, pero a los que conviene dar carpetazo cuanto antes. Verás que te marchas de vacaciones mucho más tranquilo y regresas con la paz de tenerlo todo resuelto.

Contenido desarrollado por Woffu