• El año 2020 terminó con 1,9 millones de ocupados trabajando en remoto, un 36,2% menos que los tres millones que lo hacían durante el segundo trimestre
  • Aun así, los profesionales que teletrabajaron el año pasado doblan a los que lo hicieron en 2019
  • Actualmente, solo uno de cada diez ocupados realizan su trabajo en remoto
  • Apenas el 5,7% de los menores de 25 años está actualmente teletrabajando
  • El 18,9% de los madrileños y el 14,3% de los catalanes trabajan desde sus casas de manera habitual, las tasas más altas de todo el país
  • Valentín Bote, director de Randstad Research: “En la grave situación epidemiológica que padecemos, muchas empresas no están activando planes de teletrabajo”

Madrid, 4 de febrero de 2021.- Randstad, ha llevado a cabo un estudio sobre la evolución del número de profesionales que desempeñan su labor desde sus domicilios. Para ello, ha estudiado datos procedentes del Instituto Nacional de Estadística (INE) tanto de los anteriores años como de los tres últimos trimestres de 2020.

Randstad destaca que, durante el último trimestre de 2020, 1.923.800 ocupados teletrabajan de manera habitual en nuestro país, es decir, más de la mitad de los días que trabajan, lo hacen desde sus domicilios u otros lugares que no son su lugar habitual de trabajo. Desde el segundo trimestre, momento en el que más  profesionales trabajaban desde sus casas (3.015.200), este volumen se ha reducido en un 36,2%, lo que significa que 1.091.400 profesionales han dejado de teletrabajar de manera habitual.

Evolución del número y porcentaje de los ocupados que teletrabajan habitualmente

Fuente: Randstad e INE

Esta cifra significa que, del total de 19,3 millones de ocupados que hay en España, el 9,9% trabaja habitualmente desde sus casas. Este indicador se ha ido reduciendo durante este año, ya que en el segundo trimestre se situó en el 16,2% y en los tres meses siguientes retrocedió hasta el 10,3%, lo que supone una caída interanual de 6,3 décimas.

“Desde los meses más duros de la pandemia, advertimos una caída progresiva del número de profesionales que teletrabajan en nuestro país. Es una mala noticia ya que, en la grave situación epidemiológica que estamos padeciendo actualmente, muchas empresas no han activado planes de teletrabajo que deberían haber diseñado tras el aprendizaje de la primera oleada”, asegura Valentín Bote, director de Randstad Research.

El mayor volumen de teletrabajo de la década

A pesar de la caída en los últimos meses, el volumen de profesionales que teletrabajan de manera habitual registrado a cierre de 2020 es el mayor de la última década, doblando incluso al dato de 2019 (951.800 profesionales).

Evolución del número y porcentaje de los ocupados que teletrabajan habitualmente

Fuente: Randstad e INE

Analizando el periodo histórico, comprobamos que, tanto el volumen de profesionales que teletrabajan a menudo, como el peso de estos con respecto al total de ocupados, se han mantenido bastante estables hasta el considerable incremento de 2020. El número de este tipo de trabajadores se mantuvo entre los 700.000 y los 790.000, hasta que en los años 2015 y 2016 cayó hasta alrededor de los 640.000. En los años siguientes, el volumen creció considerablemente, pero en este 2020 la cifra batió todos los registros.

El peso de estos trabajadores con respecto al total se mantuvo entre el 3,8% de 2010 y el 4,8% de 2019, el mayor porcentaje registrado hasta que este año la tasa se situó en el 9,9%.

El 10,8% de las trabajadoras está teletrabajando

El estudio de Randstad también ha tenido en cuenta aspectos como el género y la edad de los ocupados que llevan a cabo su empleo desde casa de manera habitual. Las mujeres son las que más trabajan desde casa, ya que así lo están haciendo el 10,8% de las ocupadas, mientras que este porcentaje es del 9,3% en el caso de los hombres.

Porcentaje de ocupados que teletrabajan habitualmente por edad

Fuente: Randstad e INE

En cuanto a la edad, Randstad revela que los trabajadores con edades entre los 25 y los 45 años son los que más están pudiendo trabajar frecuentemente desde sus domicilios, un 10,6% de ellos, seguidos por los mayores de 45, con el 9,7%. Por su parte, los menores de 25 son, con diferencia, el segmento que menos trabajan en remoto, apenas el 5,7% del total.

Catalunya y la Comunidad de Madrid, líderes en teletrabajo

Este estudio revela grandes diferencias regionales en lo que a tasa de teletrabajo habitual se refiere. Randstad destaca que la Comunidad de Madrid, donde el 18,9% de los ocupados trabajan desde sus casas más de la mitad de los días, y Catalunya, donde lo hacen el 14,3%, son las comunidades donde mayor peso tienen estos trabajadores. Junto a Baleares, donde teletrabajan el 10% de los profesionales, son las tres únicas autonomías por encima de la media nacional (9,9%).

Con porcentajes más moderados se encuentran Asturias (9,7%), Andalucía (7,1%), Aragón, Castilla-La Mancha (ambas con el 6,9%), Castilla y León (6,8%), Galicia (6,5%), la Comunitat Valenciana (6,4%), la Región de Murcia (6,2%) y Canarias (6,1%).

Cierran la lista, por debajo del 6% de trabajadores en remoto, Cantabria (5,5%), Euskadi, La Rioja (las dos con 5,4%), Extremadura y Navarra (ambas con 5,1%).

Porcentaje de ocupados que teletrabajan habitualmente por comunidad autónoma

Fuente: INE

Los mayores volúmenes de ocupados que trabajan desde sus casas de manera habitual, se registran en la Comunidad de Madrid (579.000), Catalunya (476.200), Andalucía (220.000), la Comunitat Valenciana (129.700) y Galicia (70.300). La suma de estas cinco comunidades supone el 76,7% del total del país.

Ocupados que teletrabajan habitualmente por comunidad autónoma

Fuente: Randstad e INE

Por otra parte, Catalunya (-20,2%), la Comunidad de Madrid (-26,2%) y Baleares (-29,9%), son las regiones donde menos se ha reducido el número de ocupados que suelen teletrabajar con respecto al segundo trimestre de 2020, seguidas por Canarias (-35,9%), también con descensos menos pronunciados que la media nacional (-36,2%).

A continuación se encuentran Asturias (-37%), Castilla-La Mancha (-39,1%), la Región de Murcia (-39,8%), Andalucía (-43,1%), Castilla y León (-44,7%), Aragón (-45,1%) y La Rioja (-48,6%).

Las caídas más acusadas en el volumen de teletrabajadores tuvieron lugar en Galicia (-51,5%), Cantabria (-52,4%), Euskadi (-55,7%), la Comunitat Valenciana (-56,2%), Extremadura (-57,4%) y Navarra (-58,5%).