Por primera vez en su historia, DCH concede los premios a la Excelencia en la Dirección de Personas a los CEOs de diferentes países que se hayan distinguido a lo largo del último año por una magnífica labor a la hora de gestionar el ámbito de Recursos Humanos. Este premio viene entregándose en España desde el año 2015 y su objetivo es reconocer la excelente gestión de los CEOs o Consejeros Delegados en el entorno de los RRHH.

En España, la galardonada de este año 2020 ha sido Fuencisla Clemares, Directora General de Google España y Portugal desde 2016. La protagonista dejó claro que todo lo que ha conseguido ha sido por estar muy bien rodeada a lo largo de su vida profesional y cree que “es muy importante montar dinámicas de trabajo entre los empleados para que cada uno pueda dar lo mejor de sí”.

A nivel internacional, se han entregado los Premios CEO DCH en otros 6 países en los que DCH tiene actividad.

Por un lado, en Portugal, el premio ha sido para Rui Miguel Nabeiro, CEO de Delta Cafes, el cual ha recalcado la importancia del papel de la comunicación a partir de ahora. Además, aseguró que las cosas no volverán a ser como antes, por lo que la capacidad de adaptación será crucial.

Marcos Galperín, CEO de Mercado Libre ha sido el ganador de este premio en Argentina. Marcos asegura que “hay que traer a la mejor gente del mercado para tu compañía, pero no solo que sean capaces de trabajar bien y sean los más inteligentes sino aquellos que se puedan adaptar de la mejor manera posible a la cultura de la empresa”.

En Uruguay, la ganadora ha sido la CEO de Unilever, Teresa Cometto, que ha destacado que el centro de una organización son las personas y que le entusiasma el enfoque de las nuevas generaciones ya que se valora el trabajo, la posibilidad de seguir aprendiendo y de disfrutar el camino.

Alfredo Pérez, CEO de Alicorp es quien se ha llevado el galardón en Perú. Alfredo afirma que el líder de RRHH de una empresa debe liderar junto al CEO la gestión del cambio, apoyándolo en momentos clave para la toma de decisiones de la organización.

En Chile, Claudio Melandri ha ganado el premio al mejor CEO por su gran trabajo en la labor de RRHH al frente del Banco Santander. Claudio expuso que el director de RRHH debe entender que se pueda tener una organización distinta, adaptada a los nuevos tiempos y nuevas exigencias que pone el mercado y los stakeholders.

Por último, Carlos Enrique Cavelier, CEO de Alquería ha conseguido adueñarse del premio en Colombia. Carlos manifestó que “es muy difícil captar el gran talento, pero se debe conseguir que los empleados generen un ambiente muy competitivo a la vez que amable”.

Coincidiendo con la entrega del Premio CEO DCH se ha llevado a cabo la elaboración de varios Encuentros o mesas redondas en los diferentes países en los que DCH tiene presencia. En ellas, os directivos de RRHH y CEOs de los diferentes países han tenido la oportunidad de debatir, analizar y compartir experiencias sobre cómo gestionar el ámbito de los RRHH. Por lo que es importante destacar que ambos eventos se han efectuado de manera conjunta. 

Demandas de los CEOs a los Directivos de Capital Humano

De forma general, los CEOs han pedido a los Directivos de RRHH que tengan visión estratégica, que estén pendientes de lo que ocurre en el día a día. Del mismo modo, que posean y ofrezcan una gran capacidad de respuesta inmediata a los cambios que puedan surgir ya que la estabilidad es clave.  Además, es importante que sepan lidiar con la situación si salen de la zona de confort y que continúen preocupándose por la RSC.

Por último, se les pide que conozcan el negocio y a los business partner al detalle. Asimismo, que tengan una visión a largo plazo, que estén al tanto de las megatendencias y que que sean capaces de generar valor en áreas como la de captación del talento.

Demandas de los Directivos de Capital Humano a los CEOs

En un contexto general, la mayoría de los directivos de RRHH coinciden en que la pandemia del COVID-19 ha tenido un efecto acelerador ya que la forma de trabajar que tienen muchas empresas nos ha acercado al futuro.

Es evidente que los Directivos de RRHH tienen una gran responsabilidad actualmente y no solamente deben preparar a la gente para tener éxito sino para asegurarles empleabilidad en un futuro tan incierto como el que existe hoy en día.

Por este motivo, se pide a los CEOs que sepan preparar y gestionar a sus trabajadores de manera virtual y que puedan laborar de manera autónoma y proactiva. Además, modificar la forma de trabajar que existe actualmente, obviando un poco el horario y fijarse más en los objetivos que desea alcanzar la compañía.

Del mismo modo, se demanda a los CEOs también un trato más humano, en el que se destaque la empatía y la cercanía con la gente. Es clave una escucha activa y proactiva para poder entender por donde pasan las aspiraciones y las angustias de los empleados.

En definitiva, la gran pregunta que se hacen los directivos de RRHH es cómo seguir conectados a pesar de la virtualidad ya que se ha perdido el vínculo entre las personas debido al teletrabajo. Por ello, se espera de los CEOs que sean capaces de diseñar una forma de trabajar en la cual los empleados se sientan satisfechos de ocuparse de manera saludable, viviendo los beneficios tanto de la virtualidad como de la presencialidad.