Fundación ONCE y el periódico económico ‘Cinco Días’ presentaron este martes el IV Informe del Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo, Odismet, que incluye una radiografía para entender la situación laboral de las personas con discapacidad en España y que pone de manifiesto que sólo una de cada cuatro personas con discapacidad trabaja.

En el transcurso del acto, conducido por Miguel Jiménez, director de ‘Cinco Días’ y subdirector del área económica de ‘El País’, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, subrayó que solo una de cada cuatro personas con discapacidad trabaja.

“Esto quiere decir que hay un stock de personas con discapacidad que hay que atender, que quiere trabajar y no puede hacerlo”, espetó, para, a continuación, precisar que esta es una tarea “que nos compete a todos, a empleadores, a las administraciones públicas, a las empresas, a los agentes sociales y a la sociedad en general”.

Para Durán, uno de los principales obstáculos con los que se encuentran las personas con discapacidad en el ámbito del empleo es “su invisibilidad”. “Sin datos estadísticos, las políticas que se apliquen no serán eficaces, por eso es tan importante conocer cuál es la realidad de las personas con discapacidad en el mercado laboral, para poder actuar y mejorar esa situación”, aseguró, recordando que el Grupo Social ONCE es el cuarto empleador de España y el primero en el mundo de la discapacidad.

Por su parte, el coordinador de Odismet, Luis Enrique Quífez, detalló qué tipo de información alberga el portal, que definió como “el mayor repositorio de información estadísticas sobre el binomio discapacidad y empleo, que contiene miles de datos para la consulta pública”.

Odismet es un proyecto “ya consolidado que para Fundación ONCE resulta de enorme importancia porque somos conscientes de que cada dato es una vida”, agregó.

La directora de Formación y Empleo, Operaciones y Transformación de Fundación ONCE, Sabina Lobato, desgranó cada una de las once claves que permiten entender la situación laboral de las personas con discapacidad.

Así, mencionó la diversidad del colectivo, que incluye a 1.860.600 personas con discapacidad en edad laboral; su nivel formativo, ya que, salvo en secundaria, la diferencia entre el colectivo con y sin discapacidad es acusada.

Además, insistió en la que solo una de cada cuatro personas con discapacidad trabaja y en la desigualdad laboral, ya que el 90,3% de los contratos de las personas con discapacidad son temporales.

Junto a ello, mencionó el número de contrataciones a personas con discapacidad, que asciende a 339.191; los salarios, que son un 17,1% más bajos en el caso de las personas con discapacidad y los centros especiales de empleo como “pilar del trabajo inclusivo”.

Lobato se refirió, además, al grado de inclusión, ya que siete de cada diez asalariados trabajan en entornos laborales no inclusivos; el riesgo de pobreza; el número de personas con discapacidad sin prestación, cifra que ronda las 613.000 personas y la contribución del Grupo Social ONCE, que emplea al 8,6% de los ocupados con discapacidad.


Binomio Discapacidad – Trabajo

Tras la presentación del IV Informe Odismet, se celebró un debate sobre ‘Discapacidad y mercado de trabajo en España‘, moderado también por Miguel Jiménez, en el que participaron el director general de Coordinación Estadística y de Estadísticas Laborales del INE, Miguel de Castro; la vicerrectora de estudiantes de la Universidad de Alicante y responsable del grupo de empleo en la CRUE, Nuria Grané; el presidente de la Organización Internacional de Directivos de Capital Humano (DCH), Juan Carlos Pérez Espinosa, y Sabina Lobato.

De Castro, que adelantó que se está trabajando en una macro encuesta centrada en la discapacidad que se publicará seguramente el próximo año, destacó que la discapacidad “es una variable que se introduce de un modo cada vez más transversal en nuestras investigaciones y estadísticas”, al tiempo que reconocía que los registros administrativos no están lo suficientemente explotados”. Por último, resaltó el trabajo conjunto entre la entidad a la que representa y Fundación ONCE.

Por su parte, Grané recalcó la existencia de un 1,7% de estudiantes universitarios con discapacidad cuyo perfil responde a un varón con discapacidad física que estudia ciencias sociales. Asimismo especificó que las tres grandes demandas de los universitarios con discapacidad se refieren a “una mayor flexibilidad, una mayor comunicación, sobre todo en lo relativo a oportunidades de empleo, y un mayor número de acciones de movilidad internacional”.

Juan Carlos Pérez Espinosa explicó que las compañías “cada vez están trabajando más y mejor en el valor añadido que aportan las personas con discapacidad, integrándolo en la gestión del talento y de la diversidad”, al tiempo que destacó la “importante labor que está desarrollando conjuntamente en DCH e Inserta Empleo”.

Lobato cerró la mesa destacando el cambio cualitativo que, “gracias entre otros factores a la labor de Fundación ONCE e Inserta”, se ha producido en las empresas que han pasado de contratar a personas con discapacidad “por imperativo legal a hacerlo por una cuestión de gestión del talento”.

Odismet se enmarca en los programas operativos de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises) y de Empleo Juvenil (POEJ), que está desarrollando Fundación ONCE a través de Inserta, con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil, para incrementar la formación y el empleo de las personas con discapacidad.