DCH Breakfast ha celebrado el primer Desayuno de la Comisión de Salud y Bienestar de 2019 en la sede de Up Spain, con DKV y Gympass como impulsores.

Up Spain, dio la bienvenida a los asistentes con un mensaje sobre dos valores claves de la compañía: la donación y la solidaridad.

Y empezamos con fruta: porque de la mano del CEO de ComeFruta, nos paseamos por algunos estudios e investigaciones que apoyan el seguimiento de la dieta mediterránea, poniendo el foco en los beneficios que la fruta tiene sobre la salud, tanto física como psicológica.

La Comisión, liderada por Silvia de la Loma, Directora Corporativa de PRL del Grupo Santander, y Ángel Javier Vicente, Director Organización, Transformación y Negocios Diversificación de Cofares, contó con las ponencias de Nuria Villalvilla, Responsable de Unidad técnica del Servicio de Prevención de DKV, con el tema “Un gran reto ¿priorizamos salud y saludable? ¡No es el momento!”, y Paloma Fuentes, Directora de Felicidad de Mahou, con el intrigante “Perdón… ¿¿Has dicho Felicidad??

DKV, fiel al lema “Nos esforzamos por un mundo más saludable” dirige un plan integral de bienestar (salud osteomuscular, cardiovascular y psicosocial) para sus empleados.

Con énfasis en el envejecimiento de la población actual, las necesidades clave van de la mano de la salud psicosocial, donde “nos queda camino por delante”. Crucial es la comunicación interna, lanzada desde la Dirección, no sólo con fisioterapia gratuita para los empleados (en prevención de lesiones músculo-esqueléticas) sino también con talleres de Bienestar emocional y Mindfulness. Con el proyecto Salva una vida, empleados de DKV pudieron hacer uso de los conocimientos adquiridos en situaciones de crisis tanto familiar como social. Porque “la salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada”.

Y a Mahou llegamos respirando: porque una motivadora Paloma Fuentes empezó su ponencia haciendo que los asistentes cerráramos los ojos para sencillamente respirar, pero respirar bien, profundo, con el diafragma, y en tan sólo 1 minuto llenarnos de energía para arrancar a escucharla con los 5 sentidos. Y es que a Paloma hay que escucharla con todos los sentidos a nuestro alcance y siempre nos quedamos con ganas de más.

Porque se trata de “Entrenar aquellas habilidades mentales que nos llevan a generar felicidad”. Y la clave está en la energía cerebral.

El estrés por sí mismo no es negativo, pero sí lo es cuando lo percibimos negativamente y esto puede conllevar problemas reales para la salud. Nuestro cerebro está en modo reactivo el 97% del tiempo y, sin embargo, es cuando nuestro cerebro está proactivo cuando conseguimos una mayor calidad de vida.

A esa energía es a la que llamamos Felicidad. Porque “todas nuestras emociones tienen una misión en nuestra vida (incluso la tristeza, el miedo o el enfado), pero hacernos dueños de nuestras decisiones y establecer mejores vínculos profesionales, sociales y personales, es lo que nos puede llevar a la felicidad. ¡Y la buena noticia es que esto se puede entrenar!

Con el proyecto Neurofelicidad Happynet es el individuo el que genera cambios en su salud. Y, comenta Paloma, ¿qué es salud? el estado o el proceso que me hace estar sano?Incrementando conductas positivas llegaremos a ese estado de salud. Y el coredel proyecto son las personas, de una en una. Sensibilizando, formando y con planes personalizados de felicidad acompañando a los chequeos médicos. Porque en Mahou empiezan la jornada con sesión de Mindfulness y miden con cuanta energía llegan las personas y con cuánta se van.

El proyecto de Felicidad de Mahou lo describe Paloma como una naranja…”Porque, si la vida nos exprime, ¿a qué sabe vuestro zumo?”

En la mesa de Compartición de Buenas prácticas, empresas como Torresol Energy O&M, destacaron su implicación por la puesta en marcha de programas de bienestar y cuyo principal foco está en conseguir implantar el programa más adecuado.

Y las respuestas no se hacen esperar en una mesa de debate muy participativa, con profesionales llegados desde la medicina, la psicología, la prevención de riesgos laborales, etc., todos expertos y con mucho que contar, de Aon, Ferrovial, Amadeus, Quest Global, la Universidad Europea, entre otros.

Destacó que una vez superada una primera fase en la que las empresas se enfocaban en la salud física, ya es hora de pasar a considerar también la salud psicosocioemocional.

Y la cultura del bienestar implementada desde arriba, desde la Alta dirección, es fundamental, como mencionaba la presidenta de EAEF.

Sin embargo, cuando el apoyo de la dirección está patente y además es visible, también es posible encontrar un segundo escollo: el propio individuo.

A veces es el propio empleado el que pone un poco el freno. Y como apuntaba Federico de Vicente, de Gympass, en ocasiones “es necesario que salgan a la luz los miedos del empleado”.

También puede darse la situación en que las personas no respondan activamente ante las propuestas de salud y bienestar (una vez confirmado que no se trata de un problema de comunicación sino más bien de predisposición). Y resaltando palabras de Federico, “el reto para la empresa no es cómo llegan los empleados, sino cómo la empresa (el manager) les devuelve a su casa”.

Y finalizando con palabras del Responsable del programa de Empresa saludable de Ibermutuamur, si esto es una moda, aprovechémosla y pongamos el foco en las personas. El reto está en conseguir que los empleados se impliquen activamente y aprovechen los programas de bienestar que las empresas ponen a su alcance.

Desde DCH, con la 3ª edición del European Healthy Company Award  a las mejores empresas saludables en España y Europa, y ahora ya internacionalmente, apoyamos y damos reconocimiento a las corporaciones que no sólo ponen el foco en el bienestar de sus empleados sino que desean que cada uno de ellos intente sacar el zumo más dulce de su interior en el día a día.

This post is also available: enDCH Global frDCH France