Published On: January 31st, 2022Categorías: Contenidos Técnicos
baner hirint

La crisis del COVID-19 ha dejado ver que apostar por estrategias de diversidad e inclusión puede convertirse en gran ventaja competitiva en el mercado empresarial. Esto se debe a la eficacia y capacidad de adaptación que han demostrado los equipos de las compañías que ya contaban con políticas diversas e inclusivas.

Aunque las estrategias de diversidad e inclusión se postulaban años atrás como una tendencia en RRHH, actualmente se han convertido en una aliada más que necesaria para alcanzar los valores de flexibilidad, innovación, creatividad, compromiso y adaptación a los cambios, que ha demandado la sociedad en el contexto pandémico.

Las empresas cumplen un papel fundamental en la evolución económica y social. Por este motivo, los negocios que apuestan por reforzar los valores de la diversidad, inclusión y de igualdad de oportunidades durante la nueva normalidad, se posicionan como líderes de la recuperación, la resiliencia y la reinvención del tejido empresarial.

¿Qué es la diversidad e inclusión en el ámbito laboral?

La diversidad e inclusión en el ámbito laboral consiste en apostar por estrategias y prácticas para crear un entorno de trabajo diverso con igualdad de oportunidades para todos los talentos.

Cada vez son más las empresas que se suman a tomar a la diversidad, la equidad y la inclusión como estrategias centrales para la gestión corporativa. Esto consiste en aceptar, comprender y valorar las diferentes etnias, género, orientación sexual, edad, religión, capacidades diferentes, experiencias, etc.

Según una encuesta realizada por Forbes Insights, el 56% de las empresas encuestadas afirman que la diversidad está estrechamente relacionada con la innovación. Esto lo convierte en una herramienta fundamental para las empresas tecnológicas y startups.

Contar con un plan de diversidad e inclusión ayuda a retener una fuerza laboral diversa, aumenta la satisfacción de los empleados, reduce los conflictos y mejora la competitividad del negocio. Además de asegurar el éxito y la innovación empresarial.

¿Cómo promover la diversidad desde el departamento de RRHH?

El talento es el valor diferencial de una compañía. Las personas son la base de una empresa y apostar por la diversidad e inclusión en el trabajo es hacer que todos los miembros del equipo se sientan valorados y escuchados.

Una empresa diversa es capaz de retener y atraer a más talento al mismo tiempo que se posiciona a la vanguardia en innovación y en productividad. Para hacer crecer el compromiso, la satisfacción, el talento y el liderazgo, desde el departamento de Recursos Humanos puede atender a estos consejos:

1. Ofertas de trabajo inclusivas:

La primera puerta hacia perfiles diversos se abre con la publicación de las ofertas de trabajo. Para alcanzar a todo tipo de talentos es importante realizar descripciones inclusivas enfocadas en generar conciencia sobre la organización y cultura empresarial.

Es recomendable evitar las listas de requisitos excesivos que abruman a los candidatos, los pronombres de género, los sesgos de requisitos y precalificación.

Si se reserva un espacio en descripción de la oferta para explicar la importancia de contar con un ambiente diverso e inclusivo ayudará a llegar a un mayor número de talentos potenciales.

2. Diversidad en posiciones jerárquicas y empleados:

Según un estudio realizado por Boston Consulting Grupos, las empresas con diversidad entre sus gerentes, cuentan con 19% más de ingresos gracias a la innovación en su equipo. Esto demuestra que la diversidad, la inclusión y la igualdad se posiciona como una de las claves para el crecimiento de las empresas.

Ofrecer formación de líderes inclusivos, que sepan dirigir desde la diversidad y la equidad es enriquecedor para el equipo, pero también contar con profesionales inclusivos, sin importar el cargo que ostenten.

3. Acabar con los sesgos inconscientes:

Se denomina sesgo inconsciente a los prejuicios inherentes que surgen hacia un individuo sin conocerlo. Con frecuencia estos sesgos afectan a la toma de decisiones dentro del ámbito laboral o la manera de relacionarse personas de diferentes orígenes o experiencias. Por ello, contar con una política de diversidad e inclusión es fundamental para acabar con la discriminación laboral.

La necesidad de hacer frente a estos sesgos incontrolables y abrirse a públicos potenciales ha hecho de la inteligencia artificial un gran aliado para conseguir un tejido empresarial más diverso e inclusivo.

4. Equipos multigeneracionales:

En la actualidad la población activa es muy diversa, coexistiendo por primera vez con 5 generaciones diferentes: The Silent Generation (1928-45), Baby Boomers (1946-64), Generación X (1965-80), Milennials (1981-96) y la recientemente incorporada al mercado laboral, la Generación Z (desde 1997).

Se ha detectado que los equipos que mantienen relaciones intergeneracionales cuentan un abanico más amplio de experiencias, visiones y expectativas que fomenta la competitividad y el buen ambiente laboral.

Para sacar lo mejor del equipo, es necesario contar con líderes y gerentes que conozcan las habilidades más destacadas de cada generación y sus atributos.

5. Medir el éxito de las iniciativas:

Tras desarrollar una cultura diversa e inclusiva, desde el departamento de RRHH se debe medir el éxito de las iniciativas. Tanto en los procesos de contratación como en el desarrollo de la actividad laboral, es de gran ayuda evaluar los resultados definiendo unos KPI’s a través de encuestas o revisiones de toda la empresa, y posteriormente presentar los resultados para ponerlos en valor.

En conclusión, en una época de crisis y cambios, contar con una estrategia de diversidad e inclusión es esencial para que las empresas afronten una nueva etapa desde la competitividad y el éxito.

Contenido desarrollado por Hirint.

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.

Published On: January 31st, 2022Categorías: Contenidos Técnicos
baner hirint

La crisis del COVID-19 ha dejado ver que apostar por estrategias de diversidad e inclusión puede convertirse en gran ventaja competitiva en el mercado empresarial. Esto se debe a la eficacia y capacidad de adaptación que han demostrado los equipos de las compañías que ya contaban con políticas diversas e inclusivas.

Aunque las estrategias de diversidad e inclusión se postulaban años atrás como una tendencia en RRHH, actualmente se han convertido en una aliada más que necesaria para alcanzar los valores de flexibilidad, innovación, creatividad, compromiso y adaptación a los cambios, que ha demandado la sociedad en el contexto pandémico.

Las empresas cumplen un papel fundamental en la evolución económica y social. Por este motivo, los negocios que apuestan por reforzar los valores de la diversidad, inclusión y de igualdad de oportunidades durante la nueva normalidad, se posicionan como líderes de la recuperación, la resiliencia y la reinvención del tejido empresarial.

¿Qué es la diversidad e inclusión en el ámbito laboral?

La diversidad e inclusión en el ámbito laboral consiste en apostar por estrategias y prácticas para crear un entorno de trabajo diverso con igualdad de oportunidades para todos los talentos.

Cada vez son más las empresas que se suman a tomar a la diversidad, la equidad y la inclusión como estrategias centrales para la gestión corporativa. Esto consiste en aceptar, comprender y valorar las diferentes etnias, género, orientación sexual, edad, religión, capacidades diferentes, experiencias, etc.

Según una encuesta realizada por Forbes Insights, el 56% de las empresas encuestadas afirman que la diversidad está estrechamente relacionada con la innovación. Esto lo convierte en una herramienta fundamental para las empresas tecnológicas y startups.

Contar con un plan de diversidad e inclusión ayuda a retener una fuerza laboral diversa, aumenta la satisfacción de los empleados, reduce los conflictos y mejora la competitividad del negocio. Además de asegurar el éxito y la innovación empresarial.

¿Cómo promover la diversidad desde el departamento de RRHH?

El talento es el valor diferencial de una compañía. Las personas son la base de una empresa y apostar por la diversidad e inclusión en el trabajo es hacer que todos los miembros del equipo se sientan valorados y escuchados.

Una empresa diversa es capaz de retener y atraer a más talento al mismo tiempo que se posiciona a la vanguardia en innovación y en productividad. Para hacer crecer el compromiso, la satisfacción, el talento y el liderazgo, desde el departamento de Recursos Humanos puede atender a estos consejos:

1. Ofertas de trabajo inclusivas:

La primera puerta hacia perfiles diversos se abre con la publicación de las ofertas de trabajo. Para alcanzar a todo tipo de talentos es importante realizar descripciones inclusivas enfocadas en generar conciencia sobre la organización y cultura empresarial.

Es recomendable evitar las listas de requisitos excesivos que abruman a los candidatos, los pronombres de género, los sesgos de requisitos y precalificación.

Si se reserva un espacio en descripción de la oferta para explicar la importancia de contar con un ambiente diverso e inclusivo ayudará a llegar a un mayor número de talentos potenciales.

2. Diversidad en posiciones jerárquicas y empleados:

Según un estudio realizado por Boston Consulting Grupos, las empresas con diversidad entre sus gerentes, cuentan con 19% más de ingresos gracias a la innovación en su equipo. Esto demuestra que la diversidad, la inclusión y la igualdad se posiciona como una de las claves para el crecimiento de las empresas.

Ofrecer formación de líderes inclusivos, que sepan dirigir desde la diversidad y la equidad es enriquecedor para el equipo, pero también contar con profesionales inclusivos, sin importar el cargo que ostenten.

3. Acabar con los sesgos inconscientes:

Se denomina sesgo inconsciente a los prejuicios inherentes que surgen hacia un individuo sin conocerlo. Con frecuencia estos sesgos afectan a la toma de decisiones dentro del ámbito laboral o la manera de relacionarse personas de diferentes orígenes o experiencias. Por ello, contar con una política de diversidad e inclusión es fundamental para acabar con la discriminación laboral.

La necesidad de hacer frente a estos sesgos incontrolables y abrirse a públicos potenciales ha hecho de la inteligencia artificial un gran aliado para conseguir un tejido empresarial más diverso e inclusivo.

4. Equipos multigeneracionales:

En la actualidad la población activa es muy diversa, coexistiendo por primera vez con 5 generaciones diferentes: The Silent Generation (1928-45), Baby Boomers (1946-64), Generación X (1965-80), Milennials (1981-96) y la recientemente incorporada al mercado laboral, la Generación Z (desde 1997).

Se ha detectado que los equipos que mantienen relaciones intergeneracionales cuentan un abanico más amplio de experiencias, visiones y expectativas que fomenta la competitividad y el buen ambiente laboral.

Para sacar lo mejor del equipo, es necesario contar con líderes y gerentes que conozcan las habilidades más destacadas de cada generación y sus atributos.

5. Medir el éxito de las iniciativas:

Tras desarrollar una cultura diversa e inclusiva, desde el departamento de RRHH se debe medir el éxito de las iniciativas. Tanto en los procesos de contratación como en el desarrollo de la actividad laboral, es de gran ayuda evaluar los resultados definiendo unos KPI’s a través de encuestas o revisiones de toda la empresa, y posteriormente presentar los resultados para ponerlos en valor.

En conclusión, en una época de crisis y cambios, contar con una estrategia de diversidad e inclusión es esencial para que las empresas afronten una nueva etapa desde la competitividad y el éxito.

Contenido desarrollado por Hirint.

¡Comparte esta noticia! Elige tu plataforma.